Datos sobre el patrimonio de Carlos Alonso

Dentro de su política de transparencia, Carlos Alonso hace públicos los datos de sus retribuciones y patrimonio. Él mismo los detalla y explica:

Mis retribuciones

Mi actividad laboral ha estado vinculada casi siempre a trabajos en la Administración Pública, primero en el Gobierno de Canarias, luego en Bruselas y ahora en Tenerife. Igualmente he desempeñado en el pasado algunas actividades en régimen de profesión liberal, asesorando a empresas y particulares como economista. También he sido profesor de la Universidad de La Laguna.

Antes de dedicarme a la actividad política era funcionario en la Comisión Europea en Bruselas, puesto que gané por oposición en 1999 y en el que estoy ahora en excedencia.

Mi sueldo actual como presidente del Cabildo ronda los 3.800 € mensuales netos (es lo que me ingresan en la cuenta corriente todos los meses). A eso hay que añadir dos pagas extras anuales por un importe algo superior.

Como presidente del Cabildo tengo la obligación de presidir y participar en la dirección y gestión de entes dependientes del Cabildo, tales como el Consejo Insular de Aguas, el Consorcio de Tributos y empresas como Metropolitano o Polígono de Granadilla, participando también en el Consejo de la Autoridad Portuaria. En la mayor parte de los casos delego esas tareas en algún consejero o vicepresidente que lleva los asuntos diarios de las empresas o entes que tienen adscritos, dado que sería imposible ocuparme de todo y asumir las responsabilidades de cada decisión de manera efectiva.

Sin embargo, sí participo de manera efectiva y directa en la actividad de Metropolitano de Tenerife, Polígono de Granadilla, Gestur, Teleférico Pico del Teide, Buenavista Golf, Parque Científico y Tecnológico, MercaTenerife y Turismo de Tenerife, así como en las  sesiones de la FECAI (la Federación de Islas) y en el Consejo de la Autoridad Portuaria. Las cantidades que percibo anualmente por estas actividades varían, pero en el último año se situaban en 8.000€ netos anuales.

Otros dos datos que creo de interés

Obviamente pago mis impuestos por los ingresos que percibo. El año pasado pagué a Hacienda más de 35.500 €.

Como funcionario en Bruselas, mi último sueldo en la Comisión en el año 2007 era superior a los 6.300 € mensuales netos, cifra que en estos momentos, si me reincorporara a mi plaza, se vería incrementada hasta los 8.300 € mensuales netos porque acumulo antigüedad y grado, además tengo un hijo más (en la Comisión Europea hay una parte de la retribución que se fija conforme a la composición de la unidad familiar).

Mi patrimonio

Vivo en un piso de mi propiedad, compartida con mi mujer, de unos 120 metros cuadrados. Tenemos dos coches (un Saab 93 comprado en Bruselas hace más de diez años y un Mini One de doce años de antigüedad).

Soy también partícipe de una comunidad de herederos, la de mi padre, junto a mis hermanos, que posee una parte de la vivienda donde vive mi madre.

En relación a mis deudas y activos financieros, tenemos una hipoteca (con un resto a pagar aún de 74.000 €) y un fondo de inversión (cuyo valor es de 29.000 €). Tengo un fondo de pensiones en el que apenas hago cotizaciones y un seguro por fallecimiento e invalidez. El saldo total de mi riqueza financiera es de 35.000 € de deuda viva.

El resto de bienes son bienes muebles sin valor económico apreciable.